“El papel femenino a lo largo de la historia de la humanidad”

El papel femenino a lo largo de la historia de la humanidad... no siempre recordado, inusualmente nombrado y no por ello inexistente

miércoles, 21 de noviembre de 2012

CLARA CAMPOAMOR

Clara Campoamor Rodríguez (1888-1972) fue la principal impulsora del derecho a voto femenino en España, logrado en el año 1931 y por primera vez ejercido en las elecciones de 1933 (primera vuelta de las elecciones generales de la II República Española).
A la edad de 36 años, se convierte en una de las pocas abogadas que hay en España (acabó la carrera de Derecho en tan solo 2 años). Precisamente por sus ideas de igualdad entre géneros, se acerca ideológicamente al PSOE, aunque nunca se llegó a incorporar como militante, así como no aceptó la colaboración de éste con la dictadura de Primo de Rivera.
Escribió el prólogo del libro dedicado a Pablo Iglesias (fundador del Partido Socialista) "El Feminismo Socialista", de María Cambrils.
Se dedicó profundamente a la defensa de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, ejerciendo una actividad profunda e intensa como conferenciante en la Asociación Femenina Universitaria y en la Academia de la Jurisprudencia.

En el año 1931, Clara Campoamor fue elegida diputada (podían ser elegidas, aunque carecían del derecho de ser electoras) en las listas del Partido Radical, al cual se había afiliado al proclamarse "republicano, liberal,, laico y democrático". Fue entonces cuando formó parte de la Comisión Institucional para la elaboración de la nueva Constitución Republicana, donde consiguió todos sus objetivos (divorcio, igualdad de derechos sobre hij@s dentro o fuera del matrimonio, etc) salvo el derecho al femenino al sufragio, tema que tuvo que ser debatido en el Parlamento. Y fue ella precisamente la encargada de defender este derecho frente a otra diputada, Victoria Kent, opositora a la consecución del voto por parte del sector femenino. De hecho, ciertos sectores de la izquierda eran contrarios a la consecución de este derecho, al considerar que las mujeres eran precisamente las más "manipuladas" por el sector eclesiástico, y por lo tanto su voto iba a ir a parar a la derecha.
Tras el estallido de la Guerra Civil Española, vivió en el exilio en París, Argentina y Suiza, sitio este último donde falleció. Sus restos reposan ahora en San Sebastián, trasladados años después.

 (...)Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política, para que la política sea cosa de dos, porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuesto, a dictar deberes, a legislar sobre la raza human, sobre la mujer y sobre el hijo aislados, fuera de nosotras.


ASOCIACIÓN CLARA CAMPOAMOR: http://www.claracampoamor.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada